Familia_CMA

Familia

Familia

¿Cómo debo comportarme con mi familiar con Alzheimer?

La alteración de la comunicación es una de las manifestaciones más tempranas de la enfermedad de Alzheimer, después de los problemas relacionados con la memoria. Se estima que alrededor del 40% de los pacientes en fase leve o moderada de la enfermedad presentan estas alteraciones, mientras que la prevalencia en las fases severas es del 100%. No todos los aspectos del lenguaje se ven afectados de la misma manera, existe gran variabilidad en cada persona y entre las diferentes fases.

Una serie de pautas y buenas prácticas para favorecer la comunicación entre paciente y familiar:

  • Hablar lenta y claramente
  • Utilizar lenguaje sencillo y frases cortas.
  • Usar palabras familiares.
  • Utilizar frases concretas y cortas. Usar un vocabulario sencillo.
  • La conversación debe ser simple, pero al nivel de adulto (no tratarlo como si fuese un niño).
  • No levantar el tono de voz.
  • Ser positivos. Hablar en positivo
  • Acompañar el habla con gestos ligeramente exagerados y valiéndose de la expresión facial y otros signos de comunicación no verbal.
  • La comunicación verbal y no verbal debe ser coherente.

Familia

¿Cómo hablar de Alzheimer a los niños?

La enfermedad de Alzheimer en un ser querido impacta, de una u otra forma, en todos los miembros de la familia. Esto incluye también a los más jóvenes. Por ello es importante contar con recomendaciones para hablar del Alzheimer con los niños y los adolescentes.

Hablar abierta y directamente con los más jóvenes de la familia sobre el Alzheimer es una muy buena forma de disminuir su desconcierto. Si disponen de información adecuada, veraz y adaptada a su edad, los niños y adolescentes de la familia también pueden implicarse en las atenciones a la persona enferma, promoviendo que se fortalezca el vínculo afectivo entre ellos. Se debe buscar el mejor momento para hablar con ellos, de acuerdo a su edad, involucrarlos en las actividades de convivencia con la persona enferma de Alzheimer.

Familia

Red social de apoyo

La red social puede influir en la situación de salud de las personas cuidadoras de Alzheimer, proporciona recursos como información necesaria, incentivos para desarrollar conductas saludables y otros apoyos tangibles o intangibles (apoyo emocional, sentido de pertenencia, autoestima, ayuda material, entre otros). La importancia del apoyo que prestan distintas redes sociales a las personas dependientes en cualquier etapa de la vida repercute directamente en el bienestar y en las expectativas de vida satisfactoria de aquel a quien se cuida, incidiendo directamente en la vida del cuidador principal.

En ocasiones los cuidadores no perciben las posibles fuentes de apoyo social o no tienen la habilidad para solicitarlo. Las redes se pueden construir desde el entorno de familiares y amigos o entre los cuidadores que acuden a nuestras terapias en línea o al Centro de Día.