La Enfermedad de Alzheimer no es el olvido de un nombre, objetos o situaciones por casualidad. Es un tipo de demencia progresiva que se caracteriza por la degeneración de células nerviosas del cerebro y la disminución de masa cerebral, es decir, conforme avanza la enfermedad el cerebro se va haciendo cada vez más pequeño y como consecuencia afecta habilidades cognitivas como razonar, hablar y moverse. Los olvidos de una persona con Alzheimer van desde no saber nombrar o para qué sirven los objetos, hasta el tiempo, espacio o personas con las que conviven a diario.

A la fecha no se tiene conocimiento de su origen, ya que puede ser y no hereditario; además, hay un tipo de demencia que no está relacionada con la edad; ya que también se han presentado casos de personas jóvenes que la padecen, aunque la gran mayoría de los casos se siguen presentando en personas mayores de 60 años.

Las familias desconocen los síntomas y en la medida de que se piense que es “normal” que a una persona mayor se le olviden las cosas, no hay urgencia de actuar, ni de llevar al familiar al especialista que será el geriatra, neurólogo o psiquiatra.

Algunas señales que se presentan en una persona que padece la enfermedad son:

  • Cambios en la memoria.
  • Dificultades en las actividades instrumentales y básicas de la vida diaria.
  • Dificultad para desarrollar tareas habituales.
  • Dificultad para resolver problemas o planificar tareas.
  • Desorientación en tiempo, espacio y persona.
  • Dificultad para relacionar nombres de objetos y su función.
  • Problemas en el habla y escritura
  • Colocación de objetos fuera de su lugar
  • Falta de juicio y razonamiento lógico
  • Pérdida de iniciativa en diversas actividades
  • Cambios de humor, conducta y personalidad

Lo primero que se debe hacer al detectar que una persona o familiar padece una demencia es acudir con un especialista en la materia que realice los estudios permitentes y determine el tipo de demencia que padece. En el caso del Alzheimer, aunque la enfermedad no tiene cura, existen tratamientos que permiten hacer más lento el progreso y mantener a la persona el mayor tiempo posible funcional y activa.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *